El pasado mes de febrero tuve el placer de viajar de nuevo a Paraguay.

Me encantó volver a un país que siempre me ha acogido con calidez humana, y esta vez ha sido para un proyecto precioso y ambicioso. Se trata de dar apoyo a diez Pymes textiles para que organicen sus empresas, optimicen sus procesos de diseño y realicen una colección cápsula de diez modelos.

Mi estancia en Asunción incluyó una charla sobre “Desarrollo de producto” y un Workshop sobre “Estrategia de producto” esponsorizados por AICP, Cedial y la empresa de tejidos Pilar.

charla-about-fashion-paraguay     charla-procesos-de-diseño-paraguay

Desde aquí, felicitar a los organizadores de ambos eventos. Todo estuvo controlado y perfectamente organizado de forma que hizo que los ponentes, Lucius Vilar y yo,  nos encontrásemos cómodos en todo momento. Gracias.

La asistencia fue numerosa, y también quiero dar las gracias a todos esos jóvenes (y no tan jóvenes) estudiantes, emprendedores y empresarios paraguayos que asistieron a los eventos con interés y entusiasmo.

Durante mis días en Asunción, realicé visitas técnicas a las diez empresas que participan en el proyecto ABOUT FASHION, para localizar las debilidades y fortalezas de cada una de ellas y poder hacer un diagnóstico que les permita implantar mejoras y hacer crecer sus empresas

Curiosamente, las diez empresas están capitaneadas por mujeres. Mujeres que concilian sus empresas con sus vidas familiares, con ambición de dejar el legado a sus hijos/as, y que ponen muchas ganas y mucha energía en sus proyectos.

Debo decir que, aunque el país ha evolucionado mucho, sigo viendo que en y para el textil hay poca inversión todavía. Es decir, se han abierto nuevos centros comerciales y en ellos hay muchas marcas pero, ¿quiénes están en ellos? Marcas paraguayas, no muchas.

Si bien es cierto que eso es un fenómeno mundial, también es real que cuando visitas algún centro comercial en Barcelona, mi ciudad, puedes encontrar marcas como Eseoese, Brownie y Nice things entre otras, peleando cual jabatas con todas las marcas del imperio Inditex.

Pero también admiro a estas otras marcas, pequeñas empresas, y me consta que alguna de ellas, con puntos de venta en Europa desde hace años, ha empezado su expansión también en EEUU.

¿Por qué entonces en Paraguay y otros países eso no es así? Cualquiera de las marcas que he nombrado anteriormente empezaron siendo empresas familiares, y alguna de ellas tiene un histórico de cuatro o cinco años y su crecimiento es continuo.

Invierten en:

  • Infraestructura: sus oficinas son si no lujosas, por lo menos bonitas, reflejan el espíritu de la marca en cada detalle y casi parece estar en la tienda cuando entras en ellas. Puede parecer superficial pero no lo es, trabajamos en textil y el textil es moda. Y eso debe notarse en todos los rincones de nuestra empresa. También están perfectamente informatizadas, con venta on-line y con sistemas de acceso rápido a cualquier dato que necesitan. Son eficientes en sus procesos.
  • Personal: el personal de cada una de estas marcas (he colaborado con las que nombro) se siente orgulloso de trabajar en estas empresas, aunque sean Pymes y tengan que trabajar más horas que un reloj sin cobrar horas extras porque, en España, el tema horas extras en el textil no existe. Y es personal cualificado, diseñadores/as preparados/as que siguen las líneas de la marca.
  • Diseño: estas marcas no copian, crean. Y son únicas en su estilo o por lo menos lo intentan. De ahí que tengan un hueco y clientela fija cada temporada, y de ahí también que vayan abriendo puntos de venta cada año en distintos puntos del país o del extranjero. Tiendas propias o franquicias, lo importante, y ellos lo saben, es la expansión controlada ofreciendo siempre un buen producto.
  • Imagen y escaparatismo: una imagen muy cuidada tanto en la exposición exterior como en la interior.

Estos son cuatro rasgos generales, cuatro pinceladas sobre las que reflexionar. Porque está claro que, como me comentan la mayoría de las personas del sector, en Paraguay, en este caso, todavía no existe una oferta válida de formación. Las personas con inquietudes que quieren estudiar diseño de moda y prepararse se forman en USA o Argentina, y eso no está al alcance de cualquiera.

Es necesaria entonces más formación, más conciencia de que una empresa textil no es diferente de cualquier empresa y que cada detalle cuenta porque vendemos moda.

Sé que las diez empresas inmersas en el proyecto van a poner todo de su parte para convertirse en marcas más competitivas. Mi objetivo es, en estos momentos, acompañarlas en el proceso con todos mis conocimientos y esperar que algunas de ellas encuentren la forma de crecer y empezar a exportar en un futuro próximo de forma sostenible.

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies